¡Conoce más sobre los nativos digitales!

Publicado: 11 abril, 2016

Seguro que tú también has escuchado más de una vez el concepto de “nativos digitales” cuando se trata el tema de los menores y el uso de internet.

El presente artículo no tiene más finalidad que hacerte reflexionar desde la óptica de quien se dedica al estudio del ciberderecho y que atiende ciberproblemas de usuarios normales, como tú o como yo.

No son pocos los padres que hablan orgullosos de lo inteligentes que son sus pequeños, “les damos el móvil y saben como funciona” – afirman. O incluso, ya hay algunos colegios que incorporan asignaturas como la robótica y programación en sus programas.

Pero, ¿dónde queda la educación en el uso responsable de estas tecnologías? Muchos padres suelen excusar su desconocimiento en la llamada “brecha digital”.

No obstante, también hay que romper una lanza a favor de aquellos padres que tratan de comprender este mundo cibernético e intentan educar a sus hijos en esta materia lo mejor que pueden.

El concepto general que se transmite sobre el nativo digital, que no tiene porqué ser el correcto, es el del menor que ha nacido en una sociedad donde el uso de internet está a la orden del día – lo extraño sería no ver a alguien en el metro, autobús o cafetería sin un móvil en la mano- y que sabe utilizar con soltura el dispositivo móvil o la Tablet para navegar por internet.

Y por este motivo, se tiene la sensación errónea y falsa de que saben utilizar Internet, escudándose bajo el concepto de “nativo digital”.

Formar en el uso responsable de internet

Manejar con soltura la pantalla del móvil no significa saber utilizar Internet. Saber utilizar internet significa ser consciente de las repercusiones de la navegación. Que se conoce cómo funciona el mundo de internet, quienes forman parte de él, y qué significado tienen las cosas que ocurren en el ciberespacio.  Y para conocerlo, previamente hay que educar: porque nadie nace sabiendo. Es importante destacar que en este ámbito no sirve de nada la cultura del miedo o la prohibición, porque internet es una realidad que convive con nosotros. La clave está en formar a los más pequeños en el uso responsable de internet, y entre otros:

  • Proporcionarles herramientas para que investiguen, y transmitirles que el universo que está ante sus ojos va más allá que las redes sociales.
  • Transmitirles los valores que rigen Internet y todo lo que se puede lograr gracias a este medio que se encuentra interconectado a nivel global.
  • Hablarles de forma sencilla sobre la importancia de la privacidad, del valor de los datos y de las libertades que poseen.
  • Hablarles de seguridad, de lo sencillo que es averiguar con programas contraseñas poco robustas, del significado del candadito de la barra de navegación.

La responsabilidad de esta gran misión no puede recaer sólo en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, quienes están realizando una labor encomiable al participar activamente en el proceso de educar en el uso de internet.  Deben implicarse todos los operadores de la sociedad: profesores, educadores sociales, profesionales, y sobre todo, los padres.

Porque mientras que la regulación del ciberespacio no está en nuestras manos, la educación de las futuras generaciones para evitar ciberproblemas, sí.

Fuente:

Law & Trends

Lee la nota completa aquí

 


 
Volver